¿QUÉ ES EL PROGRAMA VIGÍAS DEL PATRIMONIO?

Es una estrategia de participación ciudadana gestada por la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura para reconocer, valorar, proteger y divulgar el patrimonio cultural mediante la conformación de brigadas voluntarias que velen por la protección de la herencia cultural, y para ampliar el cuerpo operativo dedicado a la valoración y el cuidado del patrimonio de las localidades y regiones colombianas.

CARACTERÍSTICAS DEL PROGRAMA

Convocar a la comunidad a participar y movilizarse en torno al patrimonio cultural

Propiciar las expresiones de la creatividad y el ingenio de los grupos humanos para captar y activar los recursos culturales del entorno

Fomentar espacios de intercambio y encuentro de expresiones a favor del patrimonio cultural

Contribuir con la generación de capacidades locales para la valoración, gestión y salvaguardia efectiva del patrimonio cultural

Fomentar la creatividad, el liderazgo, la capacidad de gestión, la recursividad y el ingenio de los grupos humanos

Promover la creación de lazos entre integrantes de una misma comunidad

¿CÓMO SURGIÓ EL PROGRAMA DE VIGIAS DEL PATRIMONIO?

El programa tuvo su origen en 1999, a partir de una reflexión que Katia González Rosales,

por entonces directora de Patrimonio, hizo acerca de las estrategias que utilizaría el Ministerio de Cultura para proteger el patrimonio cultural con los escasos recursos económicos con los que contaba. El nombre del programa resultó de una consulta que hizo Katia a Gabriel García Márquez, su padrino de bautizo. Le preguntó qué nombre le pondría al grupo de voluntarios que le ayudarían a cuidar el amplio horizonte del patrimonio, “ya que el patrimonio no sólo son los monumentos: son muchas más cosas”. El nobel le respondió: “Vigía es aquel que está en el faro y cuida el horizonte”.

A junio de 2016 el programa cuenta con un registro de más de 3.000 vigías, colombianos y colombianas comprometidos con el país para luchar por la salvaguardia del legado cultural y ético de nuestros ancestros que hoy hace parte de nuestra memoria y será la herencia más preciada para las generaciones venideras, para mantenerlo vivo y enriquecerlo

ETAPAS DEL PROGRAMA

IDENTIFICACIÓN Y CONFORMACIÓN:

Cualquier ciudadano puede dar inicio a un grupo de vigías del patrimonio, siguiendo los pasos y requerimientos dispuestos en el Proceso de inscripción (ver más abajo)

EJECUCIÓN: Los grupos conformados realizan el proyecto inscrito en la etapa de conformación

ACREDITACIÓN: Una vez ejecutado el proyecto, los grupos informan al coordinador departamental o municipal respectivo y reciben el aval como vigías. Se recomienda realizar una ceremonia de graduación de vigía

RENOVACIÓN: Anualmente, los grupos presentan el informe final de las actividades que realizó al coordinador departamental o municipal respectivo, realizan la labor de planeación, inscripción y ejecución de uno o varios nuevos proyectos enmarcados en las líneas de acción del programa, manteniéndose en continuo contacto con el coordinador departamental para que lo asesore y apoye en el desarrollo de sus actividades, a quien envían sus nuevos resultados para la divulgación de experiencias positivas a nivel departamental y nacional.

LÍNEAS DE ACCIÓN

Los grupos de vigías pueden realizar actividades en las siguientes líneas de acción:

  1. Conocimiento, identificación y valoración del patrimonio cultural

En este campo se pueden realizar actividades relacionadas con identificar, inventariar, valorar, registrar e investigar el patrimonio cultural. Esta línea tiene como propósito incrementar el conocimiento necesario para salvaguardar, conservar y restaurar los bienes de interés cultural y las diferentes manifestaciones del patrimonio inmaterial.

  1. Formación y divulgación del patrimonio cultura

Con el objetivo de fomentar el ejercicio del derecho a la memoria, el sentido de pertenencia,

la convivencia y el reconocimiento de la diferencia, en esta línea se incluyen diversas actividades que pueden desarrollarse, siempre que aborden los siguientes campos:

  • Participación: Acciones que inciden en la manera como los ciudadanos perciben, reconocen y usan su entorno social y urbano, y que generan una visión de futuro compartida. Estas actividades pueden contemplar la creación de espacios de participación comunitaria.
  • Educación: Procesos formativos (formales y no formales) que fomenten en la comunidad el conocimiento y la valoración del patrimonio cultural, para lo cual podrán realizarse las actividades como realización de jornadas comunitarias con contenido pedagógico, formación o capacitación en centros educativos como escuelas, colegios, universidades, etc., o producción de material pedagógico.
  • Información: Herramientas de comunicación que permiten el conocimiento y la valoración del patrimonio cultural mediante actividades como elaboración de material de divulgación para medios de comunicación impresos, sonoros, audiovisuales y/o virtuales o elaboración de planes de sensibilización, protección y salvaguardia.
  1. Conservación, protección, recuperación y sostenibilidad del patrimonio cultural

Por medio de esta línea se llevan a cabo actividades relacionadas con la conservación, salvaguardia, protección, recuperación y sostenibilidad del patrimonio cultural, con el objeto de que se incorpore al desarrollo económico y social de las comunidades.

¿QUIÉNES PUEDEN PARTICIPAR EN EL PROGRAMA?

 Grupos de personas voluntarias que a partir de su creatividad, imaginación y gestión propongan el desarrollo de actividades dirigidas a la apropiación social del patrimonio y el respeto por la diversidad cultural. Las actividades propuestas por los grupos de vigías deben estar alineadas con al menos una de las líneas de acción del programa.

¿CÓMO SE FORMALIZA LA PARTICIPACIÓN EN EL PROGRAMA?

Existen dos tipos de proceso de inscripción en el programa Vigías del Patrimonio Cultural.

 

El primero tiene que ver con aquellos grupos que tienen trayectoria en el tema del patrimonio cultural. En este caso, deben contar con personería jurídica o constituirse como tal, diligenciar el formulario único de inscripción y anexar la documentación que acredite su experiencia.

 

El segundo caso es el de los grupos que quieren realizar proyectos a favor del patrimonio cultural, pero que no tienen experiencia en la materia. Para formalizar su participación deben seguir las siguientes etapas:

 

ETAPA 1. PROCESO DE IDENTIFICACIÓN

 

  • Convocar a un grupo de personas interesadas en desarrollar actividades relacionadas con el patrimonio cultural.

 

  • Reunirse con las personas interesadas en conformar el grupo, para definir o dar continuidad a un proyecto relacionado con el patrimonio cultural.

 

ETAPA 2. PROCESO DE CONFORMACIÓN

 

  • Contactar al coordinador departamental, o en el caso de existir, al coordinador municipal, para que guíe en la conformación del nuevo grupo y en la formulación del proyecto. El coordinador brindará la asesoría sobre el enfoque y pertinencia del proyecto.

 

  • En caso de que el grupo no esté constituido, debe constituirse legalmente.
  • Diligenciar el formulario de inscripción al programa. Dicho formulario pedirá información sobre el coordinador del grupo, los integrantes del grupo, el campo o línea de acción en la cual se inscribe el proyecto y la duración de la propuesta.
  • La vigencia de la inscripción es de un año; por lo tanto, en caso de que se requiera la actualización de la inscripción, debe hacerse presentando el proyecto que se desarrollará
  • Una vez se diligencie el formulario con la inscripción del grupo y el proyecto que se desarrollará, el coordinador departamental revisará la información aportada, y en caso de considerar la propuesta adecuada, la aprobará. En caso de ser necesario, el coordinador departamental hará sugerencias para mejorar la calidad de la propuesta.
  • Luego de ser aprobada la inscripción en el ámbito departamental, la Coordinación Nacional hará la correspondiente revisión y aprobará tanto los grupos como las propuestas presentadas, siempre y cuando cumplan con los lineamientos del programa.
  • Una vez la Coordinación Nacional apruebe la propuesta y el grupo, informará al coordinador departamental para que este a su vez notifique al respecto al grupo, con el objeto de que entre a hacer parte del Programa Nacional de Vigías del Patrimonio Cultural.

ETAPA 3. EJECUCIÓN

  • El grupo de vigías inscrito o actualizado se compromete a realizar, en el tiempo especificado, las actividades que ha propuesto en su proyecto.
  • Una vez alcanzado el resultado de su proyecto, el grupo podrá realizar la ceremonia de graduación de sus vigías, donde se realizará el acto de Juramento de los voluntarios. Se recomienda realizar esta ceremonia con cada generación de vigías que integren el grupo a lo largo del tiempo, para motivar a los participantes a mantenerse activos en las actividades de reconocimiento, valoración, protección y divulgación del patrimonio cultural
  • El grupo de vigías se compromete a enviar a la Coordinación Departamental el resultado de su proyecto en el tiempo establecido para tal fin.
  • El grupo debe estar en continuo contacto con el coordinador departamental, para que lo asesore y apoye en el desarrollo de sus actividades.

RECURSOS PARA COORDINADORES DEPARTAMENTALES Y MUNICIPALES

¿Cómo gestionar recursos para implementar o fortalecer el programa Vigías del Patrimonio Cultural en el Departamento?

Para la implementación o fortalecimiento del programa Vigías del Patrimonio es necesario formular, por iniciativa de los municipios, las propuestas que les permitan hacer uso de los

recursos del Impuesto al Consumo destinado a actividades relativas al patrimonio cultural.

Estas actividades incluyen, entre otros, la conformación y fortalecimiento de grupos de Vigías del Patrimonio. Este programa es una estrategia que fomenta la participación ciudadana para la apropiación social del patrimonio cultural y la promoción del respeto por la diversidad cultural. Bajo el esquema de voluntariado, las diferentes comunidades se organizan para reconocer y valorar su patrimonio cultural, y proponer acciones dirigidas a la protección, recuperación, difusión, identificación y sostenibilidad del mismo. Los municipios deberán formular la propuesta a la Gobernación, puesto que los gobernadores de los departamentos son los responsables de viabilizar los proyectos presentados por los municipios y distritos de su jurisdicción.

El Departamento respectivo viabiliza o niega los proyectos postulados, según concepto positivo o negativo del Consejo Departamental de Patrimonio Cultural. Todos los proyectos deben ser remitidos al Ministerio de Cultura para ser evaluados, de acuerdo a su tema, por las direcciones de Patrimonio o Poblaciones o las instituciones adscritas como el Archivo General de la Nación (AGN), el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) y la Biblioteca Nacional. Estas entidades emiten concepto favorable o plantean observaciones a los proyectos presentados.

Esta línea de acción no cuenta con recursos del Ministerio de Cultura, por lo que se hace indispensable generar alianzas estratégicas con instituciones públicas y privadas en el archipiélago, como el SENA, el Banco de la República, la Cámara de Comercio, entre otros.

FORMULACIÓN DEL PROYECTO

El Ministerio de Cultura ofrece asesoría a las autoridades locales para la formulación del proyecto de manera articulada con base en las necesidades del municipio o región que lo esté solicitando. Si requiere asesoría, no dude comunicarse con el coordinador nacional:

Hilda Atenea Camacho Muñoz

Coordinadora Nacional Programa Vigías del Patrimonio

Grupo de Investigación y Documentación

Dirección de Patrimonio

Ministerio de Cultura (Ministry of Culture)

+571 342 41 00 ext. 1567

Cra. 8 n° 8-43 Bogotá, D.C., Colombia

www.mincultura.gov.co

 

Carrera 8a No. 8-55 Bogotá, Colombia

Conmutador (57 1) 342 4100

www.mincultura.gov.co

 

Recursos para vigías y maestros